Toledo: "Ya es hora de que Ximo Puig y Amparo Marco se tomen en serio la salud de los castellonenses"

Grupo Popular  Martes, 13 de Agosto de 2019



El portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, denuncia que "los médicos no pueden soportar más recortes y caos en los servicios sanitarios de Castellón. Urgen medidas que frenen una situación que están sufriendo todos los castellonenses y que dice muy poco del supuesto Estado del Bienestar que en teoría gozamos y que los socialistas y nacionalistas se están cargando a pasos agigantados". Por este motivo, subraya que "ya es hora de que Ximo Puig y Amparo Marco se tomen en serio la salud de los castellonenses".

Sergio Toledo se ha hecho eco de la queja del Colegio Oficial de Médicos de Castellón (Comcas) quienes acaban de lanzar una queja formal a la Conselleria de Sanidad porque, "12 meses después del recorte, los profesionales siguen sin disponer de vehículos para atender las urgencias domiciliarias".

"Ha transcurrido un año desde que Ximo Puig prohibió que los facultativos se desplazaran hasta los domicilios de los pacientes para atender las urgencias en ambulancias. El escándalo fue tan mayúsculo, que el ejecutivo valenciano tuvo que inventarse una excusa y anunció a cambio que dispondría vehículos alternativos. Sin embargo, dichos vehículos no están todavía operativos. Desde luego, no es para nada lo que se entiende como calidad asistencial", indica Toledo, quien resalta que, al final, "lo que ha hecho el Consell ha sido ahorrarse ya todo un año este servicio", lamenta.

Y no son solo los únicos problemas. "Vemos cómo el Hospital Provincial de Castellón continúa desmantelándose, con servicios y áreas que no cuentan con los facultativos cubiertas, o cómo se llega al record histórico de 66.659 usuarios llenando las listas de espera en la Comunitat Valenciana", indica.
"Afortunados los castellonenses que no necesitan recurrir a la sanidad, porque el panorama no puede ser más desalentador. Este mismo fin de semana volvíamos a recibir quejas de usuarios que tenían que soportar esperas de varias horas en el servicio de Urgencias del Hospital General de Castellón, el centro de referencia, mientras que otros muchos pacientes son derivados para ser atendidos a hospitales a muchos kilómetros, incluso de otras provincias… desde luego, esto no es Sanidad de primera", denuncia.

El Grupo Municipal Popular viene denunciando ya desde la legislatura pasada el "deterioro" de la sanidad en la ciudad de Castellón, un problema que "no solo no se soluciona, sino que empeora con cada decisión que adopta el Consell de Ximo Puig, con la más absoluta pasividad de la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, que tolera todas las tropelías que se están dando en este ámbito", declara el concejal del PP.

"Este verano estamos viendo cómo ni siquiera se ha abierto el consultorio de la Marjaleria al público más que apenas una hora al día y hemos conocido cómo un médico del centro de salud del Barranquet de la capital está atendiendo a una media de 3.662 pacientes, por encima del ratio máximo de 1.500 tarjetas SIP que marca la legislación", recuerda Toledo.

"El PSOE ha hecho de la Sanidad un enfermo crónico. Cada vez es más difícil poder curarlo, lo que va en detrimento de los castellonenses, que ven cómo sus impuestos no sirven para luego ser atendido en las condiciones y en los plazos de tiempo que merecen. En Castellón no se ha hecho ni una sola inversión en estos cuatro años en el ámbito sanitario, a pesar de que son muchos y muy altos la cantidad de impuestos que pagan los vecinos de la capital de La Plana", concluye el concejal del Grupo Municipal Popular.