Carrasco: "La falta de entendimiento entre el gobierno municipal y la Generalitat bloquea proyectos de progreso para la ciudad"

Grupo Popular  Viernes, 7 de Febrero de 2020

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, reprocha a ambas administraciones que el proyecto del Caminàs para convertirlo en Vía Verde lleve paralizado más de cuatro meses. "También seguimos sin avances de ningún tipo respecto a la necesaria residencia de mayores y nada tampoco del edificio de Borrull, cuyas obras anunciaron que empezarían en 2018. Tampoco se conocen plazos del Plan General"   "La alineación de administraciones con el mismo color político, que según la alcaldesa iba a agilizarlo todo, está planteando más problemas que soluciones en la ciudad de Castellón. Después de toda una legislatura, ni Puig , ni Oltra, ni Amparo Marco son capaces de ponerse de acuerdo para desbloquear los proyectos pendientes a los que se comprometieron con los castellonenses", señala

7 de feero de 2020.- La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, lamenta que la falta de entendimiento entre el gobierno municipal y el de la Generalitat siga bloqueando proyectos de progreso para la ciudad. Así se ha referido respecto al rifirrafe que mantienen ambas administraciones, gobernadas por los mimos partidos políticos, sin dar luz verde a la remodelación del Camino Caminás, pendiente desde la legislatura anterior cando la alcaldesa Amparo Marco decretó, "de tapadillo" el desistimiento del proyecto que pretendía convertirlo en Vía Verde por falta de autorizaciones y que puso en riesgo 4,2 millones de euros que tuvieron que ser destinados a otros fines. El proyecto del Caminàs lleva paralizado más de cuatro meses y todavía no se vislumbra una solución por parte de socialistas, nacionalistas y Unidas Podemos, como consecuencia de las tasas que la Generalitat obliga a pagar el Ayuntamiento por la cesión del suelo. "Un bloqueo que se suma a otros proyectos de carácter muy social y necesarios como la residencia pública de mayores, de la que aparte de la foto que se hicieron Marco y Oltra para anunciarla hace tres años, no hemos vuelto a saber nada, mientras sigue la demanda al alza de plazas públicas para mayores", recuerda Carrasco.   Y añade, "también seguimos sin avances de ningún tipo respecto a la reforma del edificio de los antiguos juzgados de la plaza Borrull, cuyas obras anunciaron que empezarían en 2018 y que como vemos ha sido un anuncio propagandístico. Eso sí, cada vez más caro para el bolsillo de los castellonenses, porque a pesar de albergar en su mayor parte dependencias autonómicas, como se pretende, seremos los castellonenses quienes más pagaremos por el acondicionamiento del edificio. Y lo mismo con la ausencia del Plan General, que dieron prácticamente por aprobado sin atender a las más 1.000 alegaciones y todavía estamos a la espera de un calendario para su aprobación".   Para la líder de los populares en la ciudad de Castellón, "la alineación de administraciones con el mismo color político, que según la alcaldesa iba a agilizarlo todo, está planteando más problemas que soluciones en la ciudad de Castellón. Después de toda una legislatura, ni Puig, ni Oltra, ni Amparo Marco son capaces de ponerse de acuerdo para desbloquear y avanzar en los proyectos pendientes a los que se comprometieron con los castellonenses".   Respecto al frente abierto con el camino Caminàs, que mantiene el gobierno municipal con la Generalitat Valenciana y que se sigue dilatando en el tiempo, los populares recuerdan que en septiembre de 2019 ya denunciaron la falta de transparencia del gobierno de Amparo Marco. "El mismo gobierno que se erige en "adalid de la transparencia" y presume de Ayuntamiento de cristal, decretó el 17 de septiembre de 2019 "de tapadillo" y por la puerta de atrás el desistimiento del proyecto de reforma integral del Caminàs, que lo convertiría en Vía Verde para la conexión de ermitas adyacentes y la mejora de su entorno. Y todo porque no se hizo bien el trabajo. O no se sondeó que era factible desde un principio o no se hizo seguimiento para convertirlo en realidad, eso sí previamente ya lo habían anunciado a bombo y platillo", subraya la edil popular. Esta mejora urbanística del histórico camino Caminàs, contaba con un presupuesto de 4,2 millones de euros, financiado con fondos europeos Feder dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI). Sin embargo, "todo lo que se prometió a los castellonenses, a día de hoy ha quedado en nada", concluye Carrasco.