Redondo: "Quien tiene que pedir perdn es la alcaldesa, que ha pasado de decir que hay nios en Castelln que pasan hambre, a comprarse dos mviles por 3.000 euros, dos coches oficiales de alta gama y subirse el sueldo, desde que gobierna"

Grupo Popular  Martes, 11 de Febrero de 2020

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, lamenta que el gobierno municipal de PSOE, Compromís y Unidas Podemos vuelva a echar balones fuera y a culpabilizar a los técnicos de la adquisición de dos iPhone 11 Pro de última generación, que han costado 3.070 euros. "Quien tiene que pedir perdón es la alcaldesa, Amparo Marco, que si bien estando en la oposición reclamaba austeridad porque aseguraba que había niños en Castellón que buscaban en los contenedores comida porque pasaban hambre, ahora que gobierna ha cambiado completamente su discurso. A los dos móviles de última generación se suma la adquisición de dos coches oficiales por 62.000 euros, además de su subida de sueldo que se ha fijado en más de 78.000 euros en la presente legislatura", señala. Para Redondo el equipo de gobierno debe empezar ya a asumir sus responsabilidades y dejar de escudarse en terceros, "deben dar explicaciones de su propia gestión al frente del Ayuntamiento y no descargar la culpa siempre en los mismos", añade, después de que el PP haya interpelado al tripartito en las dos últimas comisiones de estudio de gobierno interior. "Lo que tenemos claro es que los móviles no se han comprado para meterlos en un cajón. Se han guardado ahora, después de que gracias a nuestra labor de fiscalización hayamos detectado los móviles de alta gama, igual que en su día se guardaron en el parking los coches oficiales para no destapar el gasto, pero todo esto es cuestión de tiempo. Y por supuesto, preguntaremos quién es el destinatario final de los terminales", ha insistido. Los populares reivindican su derecho a fiscalizar la gestión del equipo de gobierno de la que esperan recibir explicaciones razonables y coherentes de la alcaldesa y de los propios concejales, que son quienes están al frente de las áreas municipales que tienen asignadas. "Para subirse el sueldo los concejales de gobierno un 52% a principio de la legislatura y aumentar de 7 a 21 sus asesores respecto al anterior mandato, con unos gastos del equipo de gobierno que sólo en 2019 rondaron los 2 millones de euros, para eso, no tuvieron ningún reparo, sin embargo a la hora de dar la cara y asumir responsabilidades, optan por derivar las culpas a terceros, sin llegar a dar más explicaciones", denuncia. "Y mientras han dejado de invertir en la ciudad un 57% del presupuesto municipal de 2019 destinado al capítulo de inversiones, les molesta que sigamos recordándoles el gasto en propaganda y autobombo que asciende a 941.196,54 euros tras haberse ampliado hasta en dos ocasiones esta partida en un 63,14% más, tal y como desvelan los datos de ejecución presupuestaria a 31 de diciembre de 2019, que son "oficiales y públicos", elaborados por la Oficina de Gestión Económica del Ayuntamiento de Castellón", concluye Redondo.