Está en: INICIO > Noticias

El Ayuntamiento de Castellón encara la recta final de las obras del bulevar de la vía que ha logrado integrar la zona este con la oeste con una zona residencial y comercial

Viernes, 17 de Diciembre de 2010




El Vicealcalde de Castellón, Javier Moliner, ha presentado hoy la urbanización del enlace de la avenida Benicàssim con la avenida Barcelona donde ha asegurado que "hoy damos un nuevo paso hacía la consecución de uno de los grandes ejes viarios de Castellón como es el bulevar de la antigua vía del ferrocarril. Y quisiera poner un especial énfasis en la forma en que este bulevar se ha desarrollado prácticamente en su integridad. Porque su gestión para la ciudad ha sido planteada, desde el primer momento, con una premisa: que este avance de la ciudad fuera lo más económico posible para los ciudadanos y no cargase económicamente a los fondos municipales". 

Por eso -ha dicho Moliner-, su desarrollo se ha hecho progresivamente, conforme la ciudad ha ido creciendo y cediendo sus terrenos a la urbanización del bulevar. El Vicealcalde ha recordado que a principios de este año el Ayuntamiento de Castellón presentó los proyectos de los cinco tramos del bulevar de la avenida Barcelona y Vila-real. Ahora, con este nuevo proyecto se culmina la parte norte y sólo quedará la resolución de la plaza Donoso Cortes para dar por finalizada completamente la gran avenida que cruza la ciudad de norte a sur. "Quiero recordar que este proyecto fue una apuesta de futuro del equipo de gobierno de Alberto Fabra que comenzó con el soterramiento de las vías. Aquella obra iba a ser el revulsivo de la zona oeste de la ciudad y, gracias a la visión ambiciosa del PP se vio la oportunidad de generar, a partir de ella, lo que es la planificación estratégica de la movilidad de Castellón", ha proseguido Moliner, quien ha destacado también que esta ciudad ha sabido ser visionaria y ordenar lo que hoy es prácticamente una realidad con los cinco grandes ejes de ciudad: las rondas de circunvalación, la Autovía del puerto, el Bulevar del río Seco, el Bulevar de la Vía y la Nacional 340 en régimen de autovía.
"Es una realidad que ha costado mucho su finalización, pero también ahí radica su éxito de integración y su consolidación. Porque cada metro de este bulevar está ya integrado en la ciudad y se ha hecho con el menor esfuerzo económico para los bolsillos de los ciudadanos", ha dicho el Vicealcalde, tras recordar que el bulevar de la avenida Barcelona y Vila-real son tres kilómetros que quedarán completamente urbanizados. Ha sido un proyecto casi faraónico para esta ciudad porque ha implicado la intervención sobre terrenos de centenares de propietarios y la recogida, poco a poco de los apoyos y voluntades de una sociedad que quiere crecer pero que está arraigada a su tierra, ha continuado. 

Así, la voluntad del Ayuntamiento de Castellón "ha sido firme y el compromiso municipal ha conseguido una realidad: integrar el oeste y el este con una zona residencial y comercial de alto tránsito. Han sido más de 25 millones de inversión pública y más de 300 millones de euros captados para la ciudad a la inversión privada. Quienes creemos en Castellón, nos gusta ver avanzar a este ritmo a la ciudad". 

Ahora, con la finalización de los tramos que ya están en obras, algunos de ellos que se iniciarán tras las Navidades, como la zona de la avenida Vila-real y la ejecución de esta rotonda se conseguirá abrir el total de este vial que posibilitará que una gran parte del tráfico pueda circular sin atravesar el centro, mejorando la movilidad y esta gran avenida pondrá en valor, y así ya lo está haciendo, esta parte de la ciudad. 

El bulevar se ha ejecutado en tres fases: la primera desde la calle Pascual Asensio hasta la avenida de L’Alcora; la segunda desde la avenida de L’Alcora hasta la plaza Donoso Cortés y la tercera desde la plaza Donoso Cortés y la avenida Benicàssim, que ya pueden ser utilizadas por la ciudadanía y que ahora culminan con esta rotonda de enlace. "Esta pequeña obra es el punto y final de un gran proyecto de ciudad del que podemos sentirnos todos orgullosos. El bulevar de la vía termina y Castellón cuenta ya con la mejor planificación de viales para moverse sin dificultad por la ciudad", ha dicho el Vicealcalde, quien ha explicado que las obras de esta rotonda tienen un presupuesto de más de 192.000 euros, el plazo de ejecución es de dos meses, se realizan 220 metros lineales de aceras, 1.099 metros cuadrados de calzada, se colocarán seis farolas y se plantarán seis nuevos árboles -lledoners y árbol del amor-. 

Por lo que se refiere a los datos de los tramos que actualmente están en obras, hay que recordar que se urbanizan más de 6.000 metros de aceras con terrazo de 40 x40, las aceras son de 5,5 metros de ancho y cuentan con carril bici de dos metros, se urbanizan más de 12.500 metros cuadrados de calzadas, se colocan 181 nuevos árboles, 108 farolas y unos 900 metros cuadrados en zonas ajardinadas y praderas césped.



Síguenos: