Está en: INICIO > Noticias

Lorenzo destaca la bajada de un 12,38% del coeficiente del IBI respecto a 2015

Viernes, 24 de Agosto de 2018

Un informe de la Agencia Tributaria de Madrid dice que Castellón ha bajado del puesto 34 al 38 en el listado de esfuerzo fiscal.


El concejal de Gestión Municipal, Antonio Lorenzo, ha aportado los datos de un muestreo realizado por técnicos municipales que certifica que la práctica totalidad de los inmuebles residenciales de la capital ha pagado en 2018 menos IBI respecto al año anterior. El Gobierno municipal ha impulsado una reducción del coeficiente del IBI en los dos últimos años, que ha pasado del 0,7875% al 0,69%. El descenso ha sido de un 12,38%.

Lorenzo ha aportado otros datos que constatan la bajada de la presión fiscal en Castellón en los tres años de gobierno del Pacte del Grau. El Ranking Tributario de los Ayuntamientos Españoles, un informe anual elaborado por la Agencia Tributaria de Madrid, señala que la ciudad de Castellón ha pasado del puesto 32 en 2014 al puesto 38 en 2018 en el listado del esfuerzo fiscal absoluto por el IBI.

"Las políticas económicas del Pacte del Grau han supuesto un alivio fiscal de unos 9,8 millones de euros a la ciudadanía en el cobro del IBI urbano y rústico", ha subrayado Lorenzo. Según el edil, esa es la cantidad que se habría pagado de más si el Gobierno municipal hubiera dejado los tipos impositivos como estaban hasta 2015, con el anterior gobierno. 

Lorenzo también ha reprobado que el PP mantuvo una política de fiscalidad ascendente durante 11 años, "llegando en 2011 a un coeficiente del IBI urbano del 0,87%". El edil ha remarcado que "desde 2015 hemos estado gestionando las finanzas municipales teniendo en cuenta el contexto social y económico de las familias, por eso hemos conseguido una bajada del IBI del 12,38%".

Además, el edil de Gestión Pública ha recordado que en 2015 se hizo una revisión de las ordenanzas fiscales parar realizar una rebaja de este tributo. No obstante, Castelló en Moviment, PP y Ciudadanos bloquearon la propuesta del equipo de gobierno en el pleno ordinario de octubre de ese año. Desde entonces, el gobierno municipal sigue dando más pasos, como la solicitud de una doble reducción de los valores catastrales, que descenderán un 15% tras las dos peticiones realizadas ante la Dirección General del Catastro.

 

La bajada del IBI en ejemplos

Si aplicamos a la realidad estos datos fiscales, vemos como una vivienda con una base liquidable de 100.000€ pagó 787€ por el IBI en 2015 y ha pagado 690€ en 2018.  Así, también se ha bajado el IBI de rústica, para favorecer la actividad agrícola y reconstruir el cinturón verde de la ciudad. Un propietario medio pagaba 607 en 2008 y ahora paga 350 euros.

Además, el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) ha pasado del 4% al 3,5% para ayudar a reactivar el sector de la construcción y la rehabilitación. También ha descendido la tasa de ocupación de vía pública de mesas y sillas para ayudar al sector de la hostelería. "Uno de los principales objetivos de esta reforma fiscal es potenciar la economía local", ha recalcado el edil.

Por otro lado, Lorenzo ha destacado la creación del Consejo Municipal de Inspección, que, entre otros objetivos, tiene el de luchar contra el fraude, así como la puesta en marcha de un plan bienal de control tributario, que pretenden contribuir a que "paguen todos los ciudadanos, para que todos los ciudadanos paguen menos". El edil de Gestión Municipal ha destacado también el incremento hasta el máximo legal de las bonificaciones culturales, sociales y medioambientales en determinados impuestos y tasas.



Síguenos: