Está en: INICIO > Ermitas
San Nicolás de Bari

ERMITA S. NICOLÁS DE BARI.


Calle de Alloza.
Junta de Vecinos y Clavarios de la calle Alloza.

La ermita urbana de Sant Nicolau en el Carrer d'Amunt, (actual calle de Alloza), era la antigua mezquita de los moros de Castellón. En 1535 los musulmanes conversos de la Ciudad recibían instrucción religiosa en su mezquita, convertida ahora en iglesia bajo la advocación de San Nicolás de Bari.

Entre 1608-1611 la ermita experimenta importantes obras de transformación, encargándose un retablo para su altar mayor al escultor Juan B. Vázquez, que dotaría con posterioridad Francisco Mercer en 1624. De nuevo entre 1645 y 1664 se realizan nuevas obras en San Nicolás, siempre promovidas y patrocinadas por el Consejo Municipal, propietario del edificio, construido a la antigua muralla foral de la Ciudad. Definitivamente, en 1736, la ermita adopta su actual configuración, perfilándose un templo de cuatro tramos, cubierto con bóveda de cañón, capillas laterales y presbiterio rematado con cúpula ciega. La casa del ermitaño era de 1780.

Entre las principales obras de arte que albergaba Sant Nicolau, algunas de ellas desaparecidas, cabe citar la pintura del santo titular realizada por José Camarón Bonanat hacia 1775 y el nuevo retablo de madera para el altar mayor, de principios del pasado siglo, obra del escultor castellonense Cristóbal Maurat, con toda una serie de imágenes de tradición barroca, lamentablemente desaparecidas.

En 1828 se coloca la actual portada de piedra en la fachada y en 1942 los vecinos de la calle y el Ayuntamiento repristinan la ermita, convertida los años de la última guerra en lógica masónica.

A partir de aquel año, presidirá la iglesia un conjunto de imágenes realizadas por el escultor Juan B. Folia Prades. Las últimas obras de reforma del presbiterio y decoración del templo son de 1981.

FIESTAS:

Diciembre.
Día 6. Fiesta Principal. Misa Mayor. Procesión de la Tornà. Reparto del pan bendecido.
Canto de los Gozos. Serenatas populares. Gran traca.

La ermita es especialmente visitada todos los lunes del año, siguiendo la tradición de Les Caminates de Sant Nicolau. Esta ermita urbana se encuentra en la calle Alloza.