Responsabilidad Social: ¿Qué es?

Orígenes y contexto

Existe un amplio marco de actuación en el desarrollo de la Responsabilidad Social de las Empresas, también denominada Responsabilidad Social Corporativa (RSC) desde diferentes ámbitos e instituciones que operan a nivel internacional (Sarrió y Castro):

  • En 1999 el Pacto Mundial de las Naciones Unidas propugnaba la implantación de los diez principios básicos de conducta y acción en materia de Derechos Humanos, Trabajo, Medio Ambiente y lucha contra la Corrupción en la estrategia y las operaciones diarias de la empresa.
  • El denominado Libro Verde de la Comisión Europea, presentado en el 2001, para «Fomentar un marco europeo para la responsabilidad social de las empresas», ofrece una perspectiva muy amplia sobre las distintas dimensiones de la RSE.
  • En España se sucedieron distintas iniciativas entorno a la RSE durante la legislatura 2004/2008: - Se creó una Subcomisión para potenciar y promover la responsabilidad social de las empresas, constituida en el seno de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales del Congreso de los Diputados. - Se constituyó un Foro de Expertos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. - Además se produjo la incorporación de la RSE al Diálogo social sobre «Competitividad, empleo estable y cohesión social».

Breve definición

La mayoría de las definiciones sobre responsabilidad social de las empresas remiten a la que proporciona el Libro Verde:

  1. “Es, esencialmente, un concepto con arreglo al cual las empresas deciden voluntariamente contribuir al logro de una sociedad mejor y un medio ambiente más limpio”.

Sus características vienen ampliadas en la siguiente definición:

  1. “La integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y en las relaciones con sus interlocutores”.

El Foro de Expertos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales añade que:

  1. “Una empresa es socialmente responsable cuando responde satisfactoriamente a las expectativas que sobre su funcionamiento tienen los distintos grupos de interés”.

Profundiza en el concepto una Comunicación de la Comisión del año 2002, en la que se dice que:

  1. “La responsabilidad social consiste también en gestionar los cambios dentro de la empresa de una manera socialmente responsable, lo que ocurre cuando una empresa procura reconciliar los intereses y las necesidades de las distintas partes de manera aceptable para todas ellas”.

De todas estas definiciones se derive el concepto de responsabilidad social, que supera el estricto margen de las leyes, es decir, va más allá de la legislación, intentando llegar donde la legislación no llega.

El hecho de ser una empresa socialmente responsable es una decisión que debe tomar la propia empresa y su dirección de forma voluntaria, para definirse como tal frente a la sociedad.

Las empresas son parte fundamental de nuestra sociedad, constituyen una de las instituciones sociales más importantes y con mayor poder de influir en el sistema económico y social. Sobre ellas recae, por lo tanto, parte de la responsabilidad del efecto que sus actuaciones pueden tener sobre la situación socioeconómica de nuestra sociedad. En este sentido, necesariamente son parte activa en la resolución de las situaciones de discriminación y de desigualdad que se dan entre mujeres y hombres.

Como empresa responsable e inteligente, el análisis de estas situaciones y del modo en que sus actuaciones como empresa pueden estar contribuyendo a aumentar las desigualdades, le permitirá emerger como una empresa renovada, socialmente responsable, y capaz de perdurar en el tiempo.

Para conseguir el objetivo de empresa, es decir, crear valor para sí misma y para su entorno, la empresa socialmente responsable debe tener en cuenta los objetivos y fundamentos de la RSE. El Plan de Igualdad es el instrumento más adecuado para este cometido.

Fundamentos de la RSE

Desde la responsabilidad social la empresa cuenta con la capacidad innovadora para dar respuesta a los problemas del entorno, y así aumentar sus posibilidades de éxito. Esto se consigue a través del diálogo con todos los grupos de interés: clientela, plantilla, empresas proveedoras, inversoras, etc. De este modo, integrar su compromiso por la igualdad y la diversidad en la RSE hace que la empresa adquiera legitimidad ante sus grupos de interés.

Fundamentos de la RSE:

  1. La apertura y sensibilidad hacia el entorno.
  2. El sentido de comunidad.
  3. La capacidad innovadora.
  4. La consideración del largo plazo.
  5. La creación de valor.

De la Ley de Igualdad se derivan retos y oportunidades para las empresas. El desafío social de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres se presenta a las empresas como parte de su responsabilidad social empresarial y en consecuencia de los cambios y adaptaciones que deben poner en marcha, particularmente en la gestión de recursos humanos, pero no solamente, pues también llegan al gobierno, la cultura y la estrategia de la empresa, y le exige plantearse de qué forma la igualdad y la perspectiva de género puede ser pertinente en todas su áreas de gestión.

Este llamamiento al comportamiento socialmente responsable alude a todo tipo de empresas, independientemente de su tamaño y naturaleza. La mayoría de empresas, especialmente las pequeñas, siempre han estado cerca de su comunidad, procurando formar parte de ella de manera positiva. Las personas al cargo de estas pequeñas empresas saben por su experiencia cómo actuar de forma correcta (satisfacer a la clientela, motivar al personal, preocuparse por la parte proveedora, involucrarse en la comunidad), y reconocen que todo ello influye en los aspectos económicos de su empresa. Ahora, deberían aprovechar todo ese conocimiento para integrar en su empresa los objetivos y las medidas que indican las leyes de igualdad, consiguiendo así, transformar en valor y calidad para su empresa las mejoras que nuestra sociedad pretende, en el camino hacia la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Además, como se explica en la Guía para la aplicación del principio de Igualdad en la gestión empresarial:

  1. “Está demostrado que las empresas responsables que gestionan la Diversidad y la Igualdad de Oportunidades mejoran su reputación e imagen de marca, fidelizan y acceden a nuevos clientes e inversores, retienen y captan el talento profesional, e incrementan la productividad debido a la satisfacción de sus trabajadores y trabajadoras” (Sarrió y Castro).

Criterios Sociales en la Contratación

 

Título: Instrucción para la inclusión de criterios sociales en la contratación pública del Ayuntamiento de Castellón.

Disposición: Acuerdo de la Junta de Gobierno Local.

Aprobación: 18 de mayo de 2012.

Publicación: B.O.P. de Castelló num. 71, de fecha 14 de junio de 2012 (pág. 1-6).

>> Instrucción para la inclusión de criterios sociales en la contratación pública del Ayuntamiento de Castellón.

Jornadas de RSE

En el marco del proyecto Castellón Emplea, se realizaron cuatro jornadas dedicadas a abordar la Responsabilidad Social Empresarial en diversos ámbitos. A continuación encontrará un resumen del contenido de cada jornada así como un pequeño vídeo de la misma:

Cláusulas sociales

En el siguiente documento se encontrará con documentación elaborada en la Jornada sobre Cláusulas Sociales y ejemplos de cláusulas en los procesos de contratación pública.

Dossier 4ª Jornada de Igualdad: Cláusulas sociales.